Una guía para principiantes de la arquitectura de la información para diseñadores de UX

arquitectura de la informacion IA

Una guía para principiantes de la arquitectura de la información para diseñadores de UX

Si deseas construir una gran casa, la persona a quien debes acudir es a un arquitecto. ¡Todos sabemos esto! Pero la arquitectura se puede aplicar no solo a edificios tradicionales sino también a espacios de la información digital.

Al igual que en los edificios, la información debe estructurarse con una base sólida. Comprender los principios básicos de una buena arquitectura de la información, es esencial para cualquier diseñador que crea productos para las personas. Analizémos qué es la Arquiitectura de la Information (IA) realmente y qué rol tiene en el proceso de diseño de UX.

¿Qué es la Arquitectura de la Información (IA)?




La gente a menudo usa las palabras “Arquitectura de la Información” para referirse a los menús en sitios web o aplicaciones, pero esto no es realmente correcto. Si bien los menús son parte de IA, en realidad son solo una parte de ella.

La Arquitectura de la Información tiene que ver con la organización de la información de una manera clara y lógica. Dicha organización sigue un propósito claro: ayudar a los usuarios a navegar por los conjuntos complejos de la información.

La Arquitectura de la Información, es la creación de una estructura para un sitio web, aplicación u otros productos, que permite a los usuarios comprender dónde están y dónde está la información que desean encontrar en relación con su posición actual.

El valor de la Arquitectura de la Información




Todos sabemos lo importante que es producir contenido que los usuarios encuentren valioso, pero lo que es igualmente importante, es hacer que ese contenido se pueda encontrar.

¡El tiempo es el recurso más precioso que tiene la gente! Vivimos en un mundo donde las personas esperan encontrar una solución a sus problemas con la menor cantidad de esfuerzo.

Cuando el proceso de búsqueda de información es demasiado complicado o demasiado lento, existe el riesgo de que las personas simplemente lo abandonen. Y cuando las personas abandonan una aplicación o un sitio web, es más difícil recuperarlos.

La mala Arquitectura de la Información es como un laberinto: obliga a los usuarios a completar un viaje para encontrar la información requerida.

Cuando los usuarios no pueden encontrar lo que buscan desde el principio, existe una gran posibilidad de que las personas abandonen un producto.

Por otro lado, tener una Arquitectura de la Información clara que ayude a los usuarios a completar fácilmente sus tareas, significa que encontrarán tu producto más útil. La buena IA hace posible que un usuario se concentre en sus tareas, no en encontrar su camino.

Metodologías comunes de la Arquitectura de la Información

Si bien la IA tiene sus raíces en numerosos campos y metodologías, es importante centrarse en dos metodologías en el núcleo: la biblioteconomía y la psicología cognitiva.

La biblioteconomía

Las bibliotecas siempre se han asociado con la práctica de la ciencia de la información.

La ciencia de la biblioteca o biblioteconomía, es el estudio de cómo categorizar y catalogar los recursos de información.

Tanto el arte de categorizar (definir cosas por similitud) como catalogar (crear metadatos y asignarlo al contenido para encontrarlo nuevamente en el futuro), son extremadamente valiosos para la IA.

La Psicología Cognitiva

La psicología cognitiva, es el estudio de cómo funciona nuestra mente: qué actividades mentales tienen lugar en nuestro cerebro y qué factores diferentes influyen en nuestra atención.

La mayoría de las reglas de diseño de UI/UX que tenemos hoy en día, tienen sus raíces en la psicología cognitiva.

La Arquitectura de la Información utiliza algunos elementos de la psicología cognitiva para definir la forma en que se debe estructurar la información.

Aquí hay algunos elementos clave de la psicología cognitiva que son muy valiosos para la IA:

– Principios de Gestalt: exploran la percepción visual de los elementos de los usuarios en relación con los demás. Muestran cómo las personas tienden a unificar elementos visuales en grupos según su similitud, continuidad o cierre.

– Modelos mentales:  son suposiciones que la gente tiene en mente antes de interactuar con una aplicación o sitio web. La información es más fácil de descubrir cuando se encuentra en un lugar que coincide con las expectativas del usuario sobre dónde debería estar. Por ejemplo, cuando un usuario busca información de contacto, lo primero que buscará es una página, enlace o sección que diga “Contáctenos” o “Contacto”.

– Carga cognitiva: es la cantidad de información que una persona puede procesar en un momento dado. Cuando los arquitectos consideran la carga cognitiva de un usuario, les ayuda a evitar que el usuario se sobrecargue con demasiada información a la vez.

– Patrones de reconocimiento: las personas que visitan un sitio web o usan una aplicación móvil, esperan ver ciertas características asociadas con un tipo definido de producto. Los diseñadores aplican diversos patrones de reconocimiento para familiarizar la interacción.

– Jerarquía visual: está directamente relacionada con la legibilidad del contenido. Uno de los puntos esenciales a considerar para los arquitectos, es el escaneo de patrones: antes de leer una página, las personas la escanean para tener un sentido de interés. Los patrones de escaneo más comunes son los patrones F y Z.

Los ocho principios de la Arquitectura de la Información

Hay muchas cosas que se deben tener en cuenta al construir la Arquitectura de la Información para un producto digital. En un intento de resumir los requisitos más críticos para la IA, Dan Brown creó ocho principios que pueden usarse como referencia:

1- Principio de los objetos:

El contenido debe tratarse como algo vivo y que respira con un ciclo de vida, comportamientos y atributos. El contenido diferente tiene diferentes atributos y comportamientos. Un arquitecto de la información debe comenzar cada proyecto identificando los tipos de contenido que estarán presentes.

2- Principio de elecciones:

Es importante crear páginas que ofrezcan opciones significativas a los usuarios. Al mismo tiempo, el rango de opciones disponibles para el usuario debe enfocarse en una tarea particular. De acuerdo con el libro “La paradoja de la elección” de Barry Schwartz, demasiadas opciones pueden abrumar a un usuario y afectar negativamente su experiencia en el uso de un producto. Más opciones significan más esfuerzo cognitivo y más esfuerzo a veces puede significar más ansiedad.

3- Principio de divulgación:

Muestra la información suficiente para ayudar a las personas a comprender qué tipo de información encontrará a medida que profundiza. Al limitar la información que ve en cualquier momento, le permite a tu usuario absorber mejor lo que está viendo. Si los usuarios están interesados ​​en la información, pueden profundizar en ella pasando de la vista previa a la información detallada.

4- Principio de ejemplos:

Muestra ejemplos al describir el contenido de las categorías. Por ejemplo, al navegar por categorías en páginas como eBay, cada categoría se representa con una imagen de un producto que pertenece a esa categoría. Esto facilita a los usuarios identificar la categoría.

5- Principio de puertas de entrada:

Supongamos que al menos la mitad de los visitantes del sitio web vendrán a través de una página que no sea la de inicio. Eso significa que cada página debe incluir información básica para que sepan dónde están. También significa que cada página debe incluir al menos una navegación de nivel superior para que los usuarios sepan qué pueden hacer a continuación.

6- Principio de clasificación múltiple:

La clasificación múltiple significa que debe haber diferentes maneras para que los usuarios naveguen por el contenido de tu sitio. Es probable que diferentes personas usen diferentes métodos para encontrar la información. Por ejemplo, algunos usuarios pueden usar la función de búsqueda para encontrar el contenido, mientras que otros pueden querer explorar a través de la navegación.

7- Principio de la navegación enfocada:

La navegación enfocada significa que los menús de navegación no se deben definir por donde aparecen, sino por lo que contienen.

8- Principio de crecimiento:

El contenido del sitio web se crecerá en cantidad o no, un sitio hoy puede tener solo una pequeña fracción de lo que tendrá mañana, la próxima semana o el próximo año. Asegúrate de que el sitio web sea escalable.

Estos principios son una gran herramienta para comenzar y aprender lo que se necesita para crear una Arquitectura de la Información sólida en cualquier proyecto.

Si bien estos principios están diseñados para crear la IA para un sitio web, es posible adaptarlos a otros productos digitales o incluso no digitales.

El papel de la Arquitectura de la Información en el diseño




Si bien la IA no es realmente visible para los usuarios finales, presenta una columna vertebral de diseño.

La navegación y el diseño visual se basan en la Arquitectura de la Información

Los arquitectos de la información trabajan para crear estructuras de contenido utilizables y que se puedan encontrar a partir de complejos conjuntos de datos e información; esencialmente, estructurando el contenido para que sea fácil para los usuarios encontrar lo que están buscando.

Para cualquier proyecto nuevo, el arquitecto de información identifica los cambios que se deben realizar y crea un plan para que sucedan.

Cuanto más contenido tiene un sitio o aplicación, más crítica se vuelve su organización, y más significativa es la función de la IA en el proceso de diseño de UX.

Como parte de un equipo de proyecto de UX, un arquitecto de la información puede participar en una variedad de actividades. Las actividades comunes incluyen investigación, jerarquía y creación de navegación, etiquetado, wireframing y taxonomías.

Investigación

Investigar lo que los usuarios necesitan y desean, es uno de los pasos más importantes para crear una Arquitectura de la Información efectiva. Los arquitectos deben tener una comprensión firme de cómo los usuarios acceden a la información en un sitio o en una aplicación.

A través de la investigación, los arquitectos de la información pueden aprender qué modelos mentales tienen los usuarios cuando usan un producto. Una vez que los arquitectos lo sepan, podrán adaptar una Arquitectura de la Información para satisfacer mejor las necesidades del usuario.

Hay varias formas de investigar las necesidades de los usuarios. A menudo, un AI tomará parte activa en las entrevistas de los usuarios o en la clasificación de tarjetas, donde el AI puede escuchar las expectativas del usuario directamente de ellos o ver cómo los posibles usuarios categorizarían una variedad de grupos de información.

Los AI también necesitan acceder a los resultados de las pruebas de usabilidad para ver si los usuarios pueden navegar de manera eficiente.

El Card sorting es una forma sencilla de descubrir la mejor manera de agrupar y organizar su contenido en función de la información del usuario. Una de las razones por las cuales los arquitectos de la información utilizan la clasificación de tarjetas, es la claridad de los patrones que suelen surgir.

Inventario de contenido y auditoría

Los arquitectos de información deben tener una buena comprensión del rango de contenido y funcionalidad que debe soportar la estructura. El inventario de contenido y las auditorías ayudan a los arquitectos a lograr dicha comprensión.

Un inventario de contenido normalmente aparece como una hoja de cálculo, que enumera cada página de un sitio web o de una aplicación, mientras que una auditoría de contenido proporciona a un arquitecto la información y su utilidad, precisa y efectiva.

Creando jerarquía y navegación

La jerarquía y la navegación son dos componentes esenciales de cualquier producto digital. El primer componente define la estructura del contenido, mientras que el segundo involucra las formas en que los usuarios se mueven a través de él.

El arquitecto de la información, es la persona clave responsable de determinar cómo se muestra y se accede a la información en un sitio web o aplicación.

Para crear una jerarquía, la IA debe considerar tanto lo que el usuario espera ver (basado en la investigación) como la forma en que la empresa desea mostrar la información (de acuerdo con los requisitos del proyecto).

El producto que comúnmente se asocia con esta actividad es un mapa del sitio, que ilustra la jerarquía del contenido en un sitio web.

Etiquetado

No solo la información debe organizarse adecuadamente, sino que también debe etiquetarse adecuadamente para que se adapte mejor a las necesidades del usuario final.

Las etiquetas juegan un papel importante para que los usuarios puedan encontrar información. Por ejemplo, una página que contiene información sobre una empresa será más fácil de encontrar si se etiqueta “Acerca de” en lugar de “Información general“.

Wireframing

Los arquitectos de información crean wireframes para demostrar la jerarquía de la información.

En función de la información recopilada durante la investigación y la creación de jerarquía, un arquitecto puede esbozar pantallas para demostrar qué contenido de una página se supone que debe existir y cómo se organizará.

Por lo general, los wireframes creados por arquitectos son solo de utilidad, con un número limitado de elementos gráficos. Tales wireframes se usarán para guiar al equipo en el desarrollo del proyecto.

Taxonomías

Las taxonomías ayudan a organizar y clasificar la información y las características en función de las similitudes y diferencias de los conceptos subyacentes.

Esto puede aparecer como categorías dentro de un sitio de noticias, secciones dentro de un sitio corporativo o etiquetas de metadatos dentro de un sitio de comercio electrónico.

Los AI eligen taxonomías para un sitio web o aplicación basadas en el modelo mental de su público objetivo: cómo las personas agrupan tipos similares de contenido o información.

Modelado de datos

Los arquitectos de información a menudo actúan como un puente entre los equipos de diseño e ingeniería en un proyecto.

Los AI deben asegurarse de que el diseño visual propuesto por el equipo de diseño sea relevante para el modelo de datos creado por el equipo de ingeniería.

¿Cuál es la diferencia entre IA y UX?

Después de leer todo lo escrito anteriormente, puedes preguntarte: “¿No es la IA lo mismo que diseño de UX?” La respuesta corta es no. Si bien los dos están estrechamente conectados, no son lo mismo.

Para entender la diferencia entre los dos, es importante recordar qué es el diseño de UX.

La experiencia del usuario (UX), es la forma en que una persona se siente al usar un producto, sistema o servicio, y esto incluye las percepciones de una persona sobre aspectos prácticos como la utilidad, la facilidad de uso y la eficiencia del sistema.

Está claro que el diseño de UX significa mucho más que contenido estructurado. Al mismo tiempo, una buena Arquitectura de la Información es la base de una experiencia de usuario eficiente.

La experiencia del usuario toma la arquitectura de la información como su base y la lleva al próximo nivel. Es por eso que un buen diseñador de UX es también un arquitecto de información competente.

La Arquitectura de la Información comprende solo una pequeña parte de la experiencia general de un usuario.

Los diseñadores de UX se centran en los factores que influyen en el comportamiento y las acciones de los usuarios, como la emoción y la psicología, mientras que los expertos en IA se mantienen enfocados en los objetivos del usuario.

Para cerrar por hoy, recuerda que el contenido es el corazón de cada aplicación o sitio web, y debe tomarse en serio desde el inicio de un proyecto. La buena Arquitectura de la Información es la base de una experiencia de usuario eficiente porque el contenido bien organizado y bien estructurado hace que el producto sea más fácil de usar para tus usuarios.



@AymaraDuran

@ecosistema40